Reconciliación

“Al llegar la noche de aquel mismo dia, el primero de la semana. “Y soplo sobre ellos, y les dijo: "Reciban el Espiritu Santo. A quienes ustedes perdonen los pecados, les quedarian perdonados; y a quienes no se los perdonen, les quedaran sin perdonar.’” (Juan 20:19, 22-23)

 

El perdón de los pecados cometidos después del Bautismo es concedido por un sacramento particular, a menudo llamado el sacramento de la conversión, la confesión, la penitencia o de la reconciliación. Para volver a la comunión con Dios, después de haber perdido por el pecado es un proceso que nace de la gracia de Dios, que es rico en misericordia y deseoso de la salvación de los hombres. Hay que pedir este don precioso para sí mismo y para los demás. 

 

Los efectos espirituales del sacramento de la Penitencia son: 

- La reconciliación con Dios por la que el penitente recupera la gracia; 

- La reconciliación con la Iglesia; 

- La remisión de la pena eterna contraída por los pecados mortales; 

- La remisión, al menos en parte, de las penas temporales, consecuencia del pecado; 

- La paz y la serenidad de la conciencia, y el consuelo espiritual; 

- Un aumento de la fuerza espiritual para el combate cristiano. 

 

El Sacramento de la Reconciliación se celebra todos los sábados 16:00-17:00 o con cita con el sacerdote. Además San Jorge organiza un servicio de Penitencia Comunal y la recepción personal del Sacramento durante los tiempos litúrgicos de Adviento y Cuaresma. Estos Servicios de Penitencia se publican con antelación en el boletín parroquial. Para más información póngase en contacto con la oficina de la iglesia en 770-251-5353.

© Copyright 2019 St. George Catholic Church